7 secretos para que una botella de vino sobreviva los días de calor

El vino y el calor no se llevan bien. Sea una botella de malbec que está esperando para ser abierta en la cocina o una de chardonnay empezada que quedó por la mitad, corren peligro cuando el termómetro sube más allá de los 30°. A continuación, algunos consejos de especialistas para cuidar los vinos cuando no tenemos cava.

1) Cuando hace mucho calor podemos guardar todos los vinos en la heladera, siempre que sea para un consumo a corto plazo. Si no sabemos cuándo los vamos a tomar, conviene encontrar un lugar fresco y oscuro donde guardarlos recostados. Tanto los tintos como los blancos y los espumantes cerrados.

2) Magdalena Pesce, Gerente de Marketing y Comunicación de Wines of Argentina, recomienda los estantes de más arriba de la heladera. “Es lo mejor para los blancos, espumosos y sidras porque la temperatura mínima es 8°C”. Lo ideal es refrigerarlas 24 horas antes de beberlas, no más.

3) Si al momento de consumir el vino tinto elegido no está a la temperatura ideal (entre 16°C y 18°C) o hace mucho calor en el ambiente, lo mejor es que 45 minutos antes de abrirse se enfríe en una heladera. “De ser posible, en la parte baja de la puerta, ya que es el sitio donde menos frío hace”, detalla el enólogo Vicente Garzia, de Luigi Bosca.

Foto: Shutterstock 

4) Si ya están abiertos, se deben meter en la heladera sí o sí. Mientras los espumosos van a conservar sus características entre 24 y 36 horas, los tintos durarán hasta 5 días, y los blancos ligeros perderán su cuerpo a los 2 días (en el caso de otros más complejos como el Chardonnay, puede ampliarse a 4 días).

5) Cuando hablamos de botellas cerradas, si lo que queremos es que maduren y mejoren con el tiempo, lo ideal es tener una cava eléctrica. Si no, hay que encontrar un lugar de la casa con temperatura fresca que no supere los 14°C. “Un espacio oscuro y con poca humedad, que no sufra cambios de temperatura ni tenga luz directa”; detalla Federico Bussoli, Gerente de Marketing de Escorihuela Gascón.

6) El lugar debe estar lejos de la cocina, puede ser una alacena, un placard o abajo de una escalera. “Un armario en el baño no es una buena opción por la humedad y porque se trata de un alimento que se puede contaminar”, agrega Pesce.

7) Hay más chances de que una botella de sidra o espumante explote por el frío que por el calor. “Si la olvidamos en el freezer, como pasa con la cerveza, el líquido con gas carbónico se congela y se expande rompiendo la botella”, explica Garzia.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1975614-7-secretos-para-que-una-botella-de-vino-sobreviva-los-dias-de-calor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s