4 razones por las que el vino tinto te ayuda a bajar de peso

Las referencias de los diferentes estudios realizados, se basan en los resultados alcanzados por participantes consumidores diarios de una copa de vino tinto y con un estado de salud óptimo para las tesis elaboradas. Para perder peso de forma saludable y responsable, a través de la contribución del vino tinto, es necesario tener en cuenta las diferentes patologías de cada una y sus condiciones de salud.

1. Salud Digestiva

El vino tinto es el único que ofrece este beneficio en exclusiva con respecto a las propiedades que aportan otras bebidas alcohólicas. El sistema digestivo acoge gran diversidad de bacterias, algunas beneficiosas y otras perjudiciales. El incremento o disminución de estas bacterias se relacionan con diferentes problemas de salud, como inflamación de los distintos órganos, diabetes tipo 2 o el aumento de peso. El vino tinto incrementa las bacterias buenas ayudándolas en su reproducción. Los polifenoles que no pudieron absorberse, se convierten en alimentos para estas bacterias.

2. Quema grasas

El resveratrol, en combinación con la quercetina, y presentes de forma natural en el vino tinto,uvas rojas, bayas o frutas del bosque, poseen la capacidad de reducir la grasa corporal. Un descubrimiento reciente denominado ‘marronización‘, y que consiste en desarrollar adipocitos (células grasas) con características de adipocitos marrones en el seno del tejido adiposo blanco(adipocitos ‘beige’ o ‘brite’), provocaría la estimulación de esta fase, un proceso que permitiría contribuir a reducir la grasa corporal, mantener el cuerpo en equilibrio y prevenir la obesidad y la disfunción metabólica.

3. Regulación del azúcar

Junto al té negro, encontramos al vino como inhibidor de la enzima denominada alfa-glocosidasa, responsable de activar la absorción de glucosa a través del intestino delgado. Además, el vino tinto a través de su alto contenido en antioxidantes, evitaría un aumento brusco de la glucemia, frenando el paso de la glucosa por el intestino delgado. El vino tinto logra inhibir la enzima aproximadamente en un 100%. Mientras que el vino blanco, únicamente logra alcanzar un 20% de resultado.

4 Acelera el metabolismo y reduce el colesterol

Para impedir el desarrollo del tejido graso del cuerpo y facilitar su eliminación, se ha identificado otra sustancia antioxidante presente en el vino tinto llamada piceatannol. El tejido graso se forma a través de un proceso denominado adipogénesis. Primeramente, se tiene un tipo de célula joven que no almacena grasa aun y que puede ser eliminada fácilmente, llamada preadipocito. Sin embargo, en aproximadamente 10 días, el preadipocito se convierte en adipocito, una célula que ya almacena grasa y que es difícil de eliminar a través de la dieta o el ejercicio. Cuando en la sangre se identifican constantes niveles de piceatannol, la adipogénesis se detiene casi por completo, impidiendo que los preadipocitos se transformen en adipocitos, lo que evitaría subir de peso y facilitaría perder el que ya se tiene.

En definitiva, el vino tinto se encuentra presente en nuevas vías de investigación relacionadas con la obesidad, la prevención y control del peso. No obstante, los beneficios de hasta dos copas de vino tinto al día en hombres y una copa en mujeres, tendrían que complementarse con una dieta adecuada, ejercicio regular y un consumo moderado de alcohol.

Fuente: http://www.vinopack.es/

Anuncios

Un comentario en “4 razones por las que el vino tinto te ayuda a bajar de peso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s