El vino más antiguo del mundo tiene 8000 años y es de Georgia

eorgia (Europa Oriental) es una de las cunas de la elaboración de vino, y por esto sus habitantes consideran al vino georgiano el mejor del mundo.

Y es que el vino georgiano tiene su origen en la leyenda de Santa Nina, quien llegó a predicar el cristianismo en el año 326 de Capadocia (Turquía) con una cruz hecha con las ramas de una vid y que enterró en sus tierras fértiles. La cruz es hoy en día uno de los símbolos de la iglesia ortodoxa, y esta historia está presente en los cuentos, canciones, historias del país.

Hoy, además, sus habitantes la relacionan con este nuevo descubrimiento de Agencia Nacional del Vino.

Todo empezó con una excavación en Gadachrili y Shulaveris Gora, dos asentamientos del período neolítico, ubicados a 500 kilómetros al sur de Tiflis, la capital de Georgia, en 2014. Allí la Agencia Nacional del Vino y los equipos de arqueología de las universidades de Toronto (Canadá) y Pensilvania (Estados Unidos), encontraron seis vasijas en perfecto estado con trazas de ácido tartárico (sustancia química de las uvas) con 8000 años de antigüedad.

A) Bote neolítico temprano representativo de Gadachrili Gora.
B) Jarra base, interior y transversal.
C) Jar base, exterior. Tenga en cuenta la impresión textil en la base.
D) Jarra base, interior.
Fotografías de Mindia Jalabadze y cortesía del Museo Nacional de Georgia

“Cada contenedor tiene capacidad para nueve litros y corresponde a la finalización de la Edad de Piedra, época en que la humanidad dominó la agricultura y posiblemente ya sabían producir el vino a mediana escala” contó Stephen Batiuk, investigador del Departamento de Civilizaciones del Cercano y Medio Oriente de la Universidad de Toronto.

Con este descubrimiento, Georgia se convierte en la cuna del primer vino, por encima de las montañas Zagros de Irán, donde se descubrieron otras vasijas con restos de vino de 7000 años en 1996.

Por otro lado, el estudio, hecho con una prueba de radiocarbono y biomarcadores, reveló que los residuos de uva eran amarillentos, con los que Batiuk sugirió que el primer vino fue blanco, con residuos de sales minerales y muy similares a las variedades de uvas que crecen en Europa Occidental, como Nebbiolo, Pinot Noir y Syrah.

“Creemos que se trata del ejemplo más antiguo de domesticación de una vid euroasiática. En ese tiempo hubo una hectárea de cosecha que gozó con clima cálido y húmedo. La investigación también sugiere que el vino hizo parte de la práctica médica, celebraciones, nacimiento y muerte”, concluye Batiuk.

Fuente: http://bit.ly/2TpSf9L