Todo lo que tenés que saber de las barricas en una sola nota

¿Qué es una barrica?

Una barrica, cuba, o tonel es un recipiente de madera utilizado para la crianza de vino. La barrica oxigena el vino lentamente y le aporta textura y aroma para suavizar su sabor. Suelen tener una capacidad de 220 litros. Si es de 225 litros es llamada “barrica bordelesa”.

¿Quiénes las elaboran?

Los encargados de crear las barricas de roble son los llamados “maestros toneleros”, expertos en la materia quienes han ido adquirieron sus conocimientos de generación en generación a través de extenuantes horas de práctica.

¿De dónde proviene la madera?

Entre los diferentes tipos de madera, la que mejor cumple estos requisitos es el roble y dentro de sus variedades destacan el francés y el americano.

La madera del roble es un material duro, pero entre sus radios medulares, que recorren longitudinalmente el tronco, se encuentran unos sectores más blandos. En el caso de roble americano estos sectores son relativamente duros, haciéndolo prácticamente impermeable; mientras que en el francés son más blandos y porosos, lo que permitiría que se escapase el vino.

Roble francés

El roble francés obliga a cortarlo por hendido, siguiendo la trayectoria de los radios medulares, para evitar sus partes blandas, lo que provoca una pérdida importante de madera. De un m³ de roble salen unas 6 barricas. Gustativamente surte un aroma y sabor más suave, de matiz vainilla, por lo que está altamente valorado.

Roble americano

El roble americano es cortado con sierra, sin importar la disposición de los radios en la duelas, consiguiéndose un rendimiento excepcional. De un m³ de roble salen unas 10 barricas. Gustativamente surte un aroma y sabor resinoso.

¿Cuáles son los pasos en la elaboración de una barrica?

Canado: Es la selección de las duelas que en número de entre 29 a 32 conformarán la pared de la barrica inicial, y cuya longitud definirá el perímetro de vientre de la barrica final. La selección de duelas tiene en cuenta elementos que influyen en la calidad, como nudos, grietas, etc. Aquí también se determina la elección de una duela más ancha, en la que posteriormente será practicado el orificio para la “boca” de la barrica.

Montado de la campana: Las duelas de la “cana” se colocan en círculo en la máquina de montado formando la denominada “campana”. En forma manual, se igualan las “cabezas” (bordes) y la superficie interior, sujetándose provisoriamente la estructura con dos aros de trabajo.

Domado: La típica forma de la barrica se obtiene mediante el curvado de las duelas, o “domado” de la campana. La aplicación de calor y de humedad superficial, permiten una ruptura parcial de la estructura cristalina de los polímeros, transformándola en amorfa. Lo anterior se traduce en una cierta plasticidad, que permite curvar o “domar” la madera sin romperla, paulatinamente. Se debe evitar la creación de tensiones en la duela, más acusadas en la zona del vientre. Un domado precipitado crea dichas tensiones, que se manifestarán en el futuro por quebrarse o agrietarse las duelas.

Así, la humedad superficial, se logra “duchando” la madera, y el calor procede del brasero que se instala en el centro de la campana, quemando justamente trozos de roble.

Tostado: La operación del tostado es, desde el punto de vista enológico, la más importante. Es una continuación del domado, diferenciándose de la anterior en que la temperatura que se alcanza es superior. Aún así, es importante que la llama no toque la madera, para evitar zonas carbonizadas. El nivel de tostado alcanzado (ligero, medio, fuerte o muy fuerte), dependerá de la temperatura a la que llegue la madera y del tiempo que se mantiene el fuego. Estos niveles son indefinidos en sí mismos y levemente variables de una tonelería a otra. Se hace hincapié en el control de la temperatura, tanto interna como externa, para ir determinando la finalización del tostado acorde al nivel buscado.

Testado: La barrica aún caliente después de su tostado pasa por una prensa, donde los aros de trabajo son ajustados a las alturas que definirán sus dimensiones finales. Esta “testadora” también termina de darle forma a la “boca” de la barrica, que ya había sido seleccionada en el “canado”.

Fondado: Aquí se incorporan los fondos o “cabezas” a la barrica ya testada. Al quitar el primer aro de trabajo se dispone de la holgura para introducir el fondo, ayudándose de una guía para adaptar y calzar el borde de la tapa en el lugar exacto, en el cual se asegura la estanqueidad con una pasta especial insípida. Hecho esto, los aros provisorios de trabajo son retirados y sustituidos por sellos de hierro galvanizado.

Estanqueidad: En esta operación se detectan poros y posibles fugas, y se procede a su corrección. Se realiza introduciendo agua caliente con la que se moja toda la superficie interna de la barrica, y luego se inyecta aire a presión por la “boca”, de forma que la existencia de un poro se advierte por la aparición de una burbuja o mancha de humedad, procediendo a su obturación. En esta misma instancia, se realiza el limpiado interno de la barrica con la misma agua.

Acabado: Tiene como finalidad limpiar la superficie externa de la barrica, identificarla según el cliente y embalarla para su expedición.

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Barrica
http://www.lomejordelvinoderioja.com/saber-de-vino/noticias/201512/09/como-hace-barrica-20151209122831.html | Autor:
http://www.devinosyvides.com.ar/nota/549-como-se-hace-una-barrica-de-roble | Autor: Diego Di Giacomo
www.infografiasencastellano.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s