Relatos

Cuando la oficina es el propio viñedo

Muchas veces nuestro ámbito laboral logra que nos instalemos en diferentes puntos geográficos para realizar el trabajo cotidiano, y claro, si hablamos de oficina seguramente lo primero que se nos vendrá a la mente es un cubículo con un escritorio, una silla y una computadora.

Pero no siempre es así.

En el rubro de la enología y agronomía, las oficinas terminan siendo cada viñedo donde uno lleva su cuaderno a espirales, su agenda y por supuesto, su notebook llena de polvo y tierra. Esto no es por descuido o falta de limpieza, sino que de repente es necesario frenar la camioneta, tomar muestras en cada viñedo y por supuesto anotarlas en las conocidas tablas de excel para luego lograr una trazabilidad y evaluación mediante curvas y gráficos.

Quizás piensen que es algo incómodo o poco práctico, sobre todo a la hora de pensar que por las mañanas de invierno el frío penetra los huesos y en las siestas de verano el calor es agobiante, pero la verdad que más allá de ser casi obligatoria esta metodología de trabajo, no todo es un problema. El polvo y la tierra se contrarresta con la magnífica naturaleza que se puede contemplar. La falta de café calentito se soporta con algún mate y termo de compañía. Quedarse sin impresora para sacar el trabajo o imprimir el e-mail seguramente queda en el olvido cuando se respira aire puro y fresco que renuevan la energía. Ni hablar de la decoración de la oficina, esos cuadros inertes de paisajes naturales se transforman en una imagen permanente y real.

Muchas cosas pasan en los viñedos durante todo el año, y por eso es  que quién esté a cargo de él, quién dependa de él o quienes estén encargados de su cuidado, tengan las mejores oficinas con los mejores paisajes.

Pablo Ponce
@pablop11

Acerca de Pablo Ponce

Pablo Ponce Tiviroli. 38 años. Enólogo egresado de la Facultad Don Bosco, año 2007 (Mendoza). Comunicador de vinos desde 2011. Trabajé en el sector técnico desde el 2005 hasta el 2013 inclusive, en bodegas como La Rural, Familia Zuccardi, Escorihuela Gascón y Finca La Celia. Siempre me gustó escribir y comunicar. Mis conocimientos técnicos en la enología me permite tener las herramientas para hacerlo de forma didáctica y sencilla con el objetivo de atraer nuevos consumidores al mundo del vino. Docente presencial y virtual. Me apasiona enseñar sobre todo lo que tenga que ver con la enología. Co - propietario de HUMO Contenidos, una agencia de comunicación fundada en 2006. Instagram: @pabloponcetiviroli e-mail: pablo.e.ponce@gmail.com

0 comments on “Cuando la oficina es el propio viñedo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: