Tomate un Vino

Experimento fotográfico: cambio de rostro después de tres copas de vino

Un fotógrafo brasileño quiso mostrar «el lado bueno» del alcohol. Para ello convocó a un grupo de amigos y realizó la experiencia «de manera responsable».

Marcos Alberti es un fotógrafo brasileño que creó una llamativa iniciativa con un objetivo: retratar cómo cambia nuestro rostro luego de beber una, dos y hasta tres copas de vino. Los músculos de la cara se relajan y hasta cambia el color de piel: “Solo hay cosas malas sobre el alcohol. Quería mostrar el lado bueno, por supuesto, entre amigos que beben de manera responsable en un buen ambiente».

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad

Acerca de Pablo Ponce

Pablo Ponce Tiviroli. 38 años. Enólogo egresado de la Facultad Don Bosco, año 2007 (Mendoza). Comunicador de vinos desde 2011. Trabajé en el sector técnico desde el 2005 hasta el 2013 inclusive, en bodegas como La Rural, Familia Zuccardi, Escorihuela Gascón y Finca La Celia. Siempre me gustó escribir y comunicar. Mis conocimientos técnicos en la enología me permite tener las herramientas para hacerlo de forma didáctica y sencilla con el objetivo de atraer nuevos consumidores al mundo del vino. Docente presencial y virtual. Me apasiona enseñar sobre todo lo que tenga que ver con la enología. Co - propietario de HUMO Contenidos, una agencia de comunicación fundada en 2006. Instagram: @pabloponcetiviroli e-mail: pablo.e.ponce@gmail.com

1 comment on “Experimento fotográfico: cambio de rostro después de tres copas de vino

  1. Jajaja genial experimento que nos desinhibe, besos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: