The Vines y sus 350 estilos de vinos

Hace poco tiempo atrás tuve la fortuna de conocer The Vines como bodega. Hago incapié sobre esto ya que es parte de un proyecto más grande. Muy grande.

The Vines of Mendoza plantó sus raíces allá por el 2005 en Tunuyán creando un lugar en donde cualquier persona podía adquirir su parcela de viñedo y elaborar su propio vino a través de la bodega de The Vines.

Los años pasaron para  The Vines of Mendoza y el emprendimiento creció en gran cantidad. No solo viñedos, sino también la edificación de otras bodegas y prontamente un lujoso hotel.

Hoy en día, cada propietario elabora su estilo de vino de cada parcela adquirida. Cabe destacar que cada parcela puede tener más de un varietal y de esto salir más de un de vino. Por esto mismo, el enólogo de la bodega junto a su equipo de enología, llevan adelante alrededor de 350 estilos de vinos distintos, cada uno con la personalidad que los distinguen.

Pero vamos a lo que me interesa realmente contarles.

Pablo Martorell
Pablo Martorell

Su enólogo, Pablo Martorell de 36 años, apasionado por los vinos (y las motos) tuvo la gentileza de invitarnos a degustar las variedades elaboradas en este 2012.

Durante la cata, Pablo nos contaba algunas particularidades de cada vino, y sobre todo, cómo se manejaba frente al pedido de cada cliente.

“Afortunadamente acá tenemos una materia prima de lujo, pero no solamente gracias al lugar, sino gracias a que detrás también hay un gran trabajo del agrónomo. Se vienen cambios climáticos para esta nueva cosecha y si no re adaptamos los viñedos, la calidad puede no ser la misma” nos comentaba, mientras preparaba la segunda ronda de vinos.

Probamos Syrah, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Malbec (3), Merlot (2), Cabernet Franc y finalizamos con un Cabernet Franc tardío.

Luego de la degustación, nos invitaron un excelente almuerzo criollo con los vinos de la línea Recuerdo que hoy están en el mercado, propios de la bodega The Vines.

Es difícil poder contarles cuál me gustó más y cual menos, porque en realidad ese “cual menos” no estuvo presente. Pero definitivamente los que me llamaron la atención fueron el Petit Verdot, Cabernet Franc y los Merlot. Es muy destacable que cepas o varietales de este estilo, tomen una relevancia importante frente a “los clásicos”.

En lo personal disfruto muchísimo de estas cosas quedando agradecido por llegar a probarlas de mano de su propio enólogo. Realmente es un privilegio que quien hace estos vinos, explique detalladamente su historia, sus pasos, lo bueno y lo malo (porque no todo es color de rosas).

Estar en Mendoza junto a estos grandes hacedores y compartir in situ sus vinos, definitivamente es algo impagable.

Pueden seguir a Pablo Martorell en twitter a través de @martorellwine.

IMG00272-20121205-1219

IMG00273-20121205-1220

IMG00270-20121205-1218

IMG00279-20121205-1440

Pablo Ponce
@pablop11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s