¿Cansado de beber tintos? Probá con estos diez blancos

vinosblancos1 (1)

Es curioso cómo en los últimos años cada vez que me encuentro a beber una copa con alguien del mundo del vino o de las barras nos inclinamos por un buen blanco. Y a todos les hago la misma pregunta: ¿por qué? La respuesta, más o menos, es siempre una: son frescos, fáciles de beber y maridan con más versatilidad que los tintos. Y por si fuera poco, desde nuestras pequeña baldosa de consumo, cada uno se siente llamado a emprender su cruzada a favor de los grandes olvidados de la góndola. Por eso a continuación listo un dream team de etiquetas nuevas y viejas, de precio módico y alto, elegantes y chispeantes, para que te puedas dar un trago de frescura antes de que termine el verano.

Trapiche Sauvignon Blanc 2012 ($27) es, de los vinos accesibles de la góndola, una elección segura. Ofrece una aromática cítrica y un paso de contraste moderado entre dulce y refrescante. Por su precio accesible –podés conseguirlo incluso más barato- bien frío es perfecto para una cena con rapiditas de pollo, palta y queso crema.

Portillo Sauvignon Blanc 2012 ($33). Por derecho propio, uno de los mejores blancos que se consiguen en el mercado por debajo de 35 pesos. En eso, el trabajo de Salentein merece ser destacado, ya que consigue un blanco que recuerda a las frutas blancas y a las tropicales, con una paladar filoso y de paso seco y envolvente. Perfecto para iniciarse en la materia.

Goyenechea Chardonnay 2012 ($35). San Rafael destaca por sus Chardonnay. Y entre los buenos ejemplares que se consiguen en la región, este de bodega Goyenechea combina el buen precio con la aromática frutada y el paladar elegante de acidez moderada. A la hora de comer, es un número puesto para acompañar, por ejemplo, una lengua vinagreta con ensalada.

Los Cardos Sauvignon Blanc 2012 ($47). Doña Paula es una bodega que desde el principio –un poco por su raíz chilena y otro poco por su necesidad exportadora- apostó al Sauvignon Blanc como un varietal que la destacaría. Y ahí está este ejemplar de Los Cardos para validar sus credenciales: tirante, filoso y casi glacial en su acidez, va diez puntos con un saltado de camarones, pistachos y arroz Basmati.

Amalaya Blanco 2012 ($50). Salteño, este fragante y encendido blanco a base de Torrontés y Riesling (10%) propone una experiencia entre suave y temperamental: perfume rico y cítrico atractivo y una boca amplia y apenas nerviosa en su andar. Acompañalo de un guacamole con nachos y una picada de quesos blandos (brie bien estacionado, por ejemplo) y tenés el milagro que propone “amalaya” con su nombre.

Bodega Privada Colección Torrontés 2012 ($39). La gente de RPB lanzó al mercado su nueva línea de varietales Bodega Privada Colección, con una linda etiqueta en la que destaca una colección de llaves. Entre los blancos, el Torrontés merece especial atención, ya que es un curioso ejemplar mendocino: con recuerdos de lima y cítricos, tiene buen cuerpo para el promedio de la variedad y una muy cordial frescura. Bueno para comer, servilo con unas pechuguitas de pollo a la plancha junto con una ensalada de hojas verdes.

Norton Sauvignon Blanc Roble 2011 ($50). Elaborado con uvas de Agrelo, Luján de Cuyo, este blanco es de tipicidad marcada, en el que despuntan la fruta tropical con detalles de maracuyá y trazos que recuerdan al pasto. Intenso en boca, entra seco y pasa como una flecha de hielo debido a su acidez filosa. Rico ejemplar para acompañar un buen combinado de sushi.

Colección Privada Chardonnay 2011 ($53). Por estos días ya se consigue el 2012, pero tenía este 2011 en casa y lo bebí hace apenas una semana. Frío, aporta una rica nota de manzanas caramelizadas y un paladar completo, apenas cremoso al tacto. En casa fue fiel compañero de una pasta corta con crema de camarones, pizca de ajo, jengibre y peperoncino, con un touch del Chardonnay para aligerar la salsa.

Alambrado Sauvignon Blanc 2012 ($57). Flamante, este up grade al clásico Santa Julia salió a la venta en diciembre pasado y es un rico ejemplar con tapa a rosca que, por su aroma expresivo y su boca balanceada y fresca, resulta perfecto para beber como aperitivo con unos quesitos. Y si te quedó un poco en la botella, guardarlo en la heladera a la espera de un plato en el que oficie como ingrediente secreto.

Paz Sauvignon Blanc 2011 ($80). Definitivamente este es el año en que el Sauvignon dio el batacazo. Y Paz, la línea de Finca Las Moras, inaugura su estirpe blanca con un elegante y envolvente varietal, de aromática atractiva y compleja, en la que hay desde frutas blancas a tropicales. Al paladar resulta amigable, envolvente y largo en su sabor cítrico. Visiblemente atractivo, es una linda botella para llevar cuando te invitan a comer tus amigos.

Fuente: http://www.planetajoy.com/bienjugoso/cansado-de-beber-tintos-proba-con-estos-diez-blancos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s