fbpx

Fui a comer a Belasco de Baquedano y te cuento cómo estuvo

Hace unos días atrás fui a comer a la Bodega Belasco de Baquedano y verdaderamente disfruté todo. Ahora me toca contar la experiencia para convencerlos que ustedes la vivan en persona.

La bodega está ubicada en Lujan De Cuyo, más específicamente sobre la calle Cobos (a unos 15min del centro de Mendoza). Algunas de sus características más particulares es que más allá de su restaurante, posee la única sala de aromas de Argentina (mas adelante se las muestro).

Respecto a la bodega propiamente dicha, algo para destacar es que varios de los movimientos de vinos los trabajan por gravedad. A continuación van a ver dos fotos, en la primera se ven algunas piletas de cemento y en el piso asoman unas bocas de tanques, que son los de la segunda foto, que se encuentran debajo.

También poseen una sala de barricas subterránea, de varios cuerpos segmentados por las líneas de vinos que en cada uno se encuentra.

La sala de aromas es enorme y está buenísima, ayuda a identificar puntualmente las características que tienen muchos de los vinos en general, desde características de los varietales, cualidades que se obtienen durante el proceso de elaboración hasta defectos que se pueden generar con el paso del tiempo.

Cada cubículo funciona haciendo girar una tapa interna para ayudar a que el aroma u olor en cuestión salga con facilidad.

El almuerzo

El restaurante está en uno de los pisos superiores de la bodega, lo que permite tener una vista panorámica de toda la entrada con sus viñedos.

La recepción fue un crocante de garbanzos con aceite de oliva, puntas de hinojo y legumbres de estación. Estaba maridado con Rosa de Argentina Brut Nature de Malbec.

El primer paso era un niño envuelto de conejo confitado, puerros asados, peras caramelizadas y base de quinoa. Para tomar un Rosa de Argentina Rosado de Malbec.

El segundo paso era una croqueta cremosa de queso de cabra y diferentes texturas de remolacha. El vino que acompañó fue un Llama Malbec Old Vine 2017.

El tercer paso fue base de arvejas y cebollitas de verdeo quemadas, espuma de papa, polvo de hongos, verdeo deshidratado y huevo casi estrellado en oliva. El vino: Ar Guentota Malbec 2012, 12 meses de barrica.

El principal paso fue solomillo de ternera asada, emulsión de ajo negro, zanahoria en almíbar de pimienta negra, cremoso de zapallo y papines asados. El vino: Swinto Malbec 2013, con 15 meses en barrica.

El postre eran duraznos asados con caramelo, granola, helado de naranja y romero en infusión de manzanilla con leche condensada. El vino era Antracita Ice Wine Malbec con 24 meses en barrica.

Muchas gracias a Daniela quién estuvo atenta en todo momento y realizó una excelente visita.

Reservas

al +549-261-153023491 – +549-261-5247861 | reserva@familiabelasco.com

Si te gustó, compartilo con tus amigos

1 pensamiento sobre “Fui a comer a Belasco de Baquedano y te cuento cómo estuvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: